jue

01

may

2014

Colchones que no necesitan un somier

Colchón en el suelo

Todos hemos visto cuando la policía atrapa a los criminales, y se ven sus colchones, estos siempre parecen estar en el piso de un viejo edificio vacío, o cuando un padre de un niño pequeño se preocupa de que el niño se caiga de la cama y pone el colchón en el suelo, esperando prevenir una caída. En ambos casos estos colchones simplemente están puestos en el suelo para que alguien duerma en ellos, lo que nos hace preguntarnos ¿es esto algo bueno?, ya que los colchones por lo regular vienen con somieres.

 

Así que la pregunta de hoy es ¿existen tipos especiales de colchones que no necesitan de somieres o cualquier colchón se puede usar solo?

 

¿Es Necesario El Somier?

 

Temporalmente, espero. Creemos que la mayoría de los colchones no necesariamente requieren somieres. Más abajo, hemos compartido algo de información importante que apoya tanto a la idea de que los colchones necesitan un somier como de que no. Hay muchas creencias que van a ser cubiertas aquí.

 

Los colchones no duran mucho sin somieres- Durante años, el soporte base de un colchón se consideró que era el somier, porque este soporte base incluía resortes más pesados que aquellos usados en el colchón. Se creía que absorbían la energía y prolongaban la vida del colchón.

 

Los somieres le dan a la cama altura y elevación extra- Cuando se usaba una cabecera, se necesitaba de algo no solo para apoyar el colchón y evitar que cayera por la cama sino para levantarlo haciendo que irse a la cama, acostándose en ella, fuera una experiencia más placentera. Sin la altura adicional las camas tienden a estar muy abajo y es difícil para algunas personas poder levantarse.

 

Las camas de metal no soportan los colchones que no tienen somieres- Los colchones son muy flexibles por ellos mismos. Son flexibles y desiguales y no tienen una estructura rígida para evitar que se caigan de la cama, incluyendo a aquellos con un soporte en el centro. Las camas ofrecen un parámetro de marco estructural y en muchos casos soporte extra en el medio, que funciona en conjunto con un somier para soportar el colchón.

 

Los somieres aumentan el aguante total del colchón- Aunque esto parece tener lógica y ha sido usado por años por los vendedores, encuentro interesante que el discurso de ventas parece estar cambiando.

 

La mayoría de los somieres ya no tienen muelles en ellos, son sólidos y no se flexionan, lo cual no los diferencia de poner el colchón en el piso o en una cama de plataforma.

 

Muchas tiendas, ya venden camas de plataforma- Estas por lo regular son camas que incluyen una cabecera y una estructura de soporte rígida que no le permitirá a los colchones caerse, eliminando la necesidad de un somier.

 

Los médicos recomiendan contrachapado- Los profesionales de la salud incluyendo a los quiroprácticos, han dicho por años que poner una tabla entre el colchón y la cama aumenta el soporte para la espalda, aunque yo en lo personal no he visto ningún estudio mostrando los beneficios de hacer esto. El poner los colchones en el piso, una cama de plataforma con un buen soporte o incluso sobre una base no supone una gran diferencia.

 

mar

29

abr

2014

Los diferentes tipos de colchones

Colchones

Con la gran variedad de camas y colchones que están disponibles hoy en día, puede ser bastante difícil que encuentres uno que sea el correcto para ti. Muchas personas se basan en conjeturas a la hora de adquirir un nuevo colchón. Algunos elegirán la opción más barata, rezando para que sea un colchón cómodo, otros se decidirán por la opción más cara, esperando que sea confortable y otros cogerán la primera opción que encuentren en la tienda, esperando que sea cómoda. Esos métodos para elegir un colchón están equivocados. La mayoría de nosotros no cambiamos el colchón hasta que pasen entre siete y diez años, así que ¿quieres arriesgarte a tener que dormir en el colchón equivocado durante casi una década? Seguramente la respuesta es no y por eso es conveniente que conozcas más a fondo los tipos de colchones más importantes que existen en el mercado.

 

Colchones de muelles

 

Los colchones de muelles son el tipo de colchón más común. Como su nombre sugiere estos colchones tienen una zona de muelles o zona de soporte y una capa de confort. Los muelles son la fuente de apoyo y proporcionan la alineación de la columna vertebral mientras estás durmiendo. La capa de confort proporciona el acolchado necesario en la superficie de descanso. Este tipo de colchones utiliza varios tipos de espuma y fibras para proporcionar distintos niveles de suavidad y comodidad.

 

Los colchones de muelles abiertos tienen unos muelles con forma de reloj de arena, unidos a otros muelles por una pequeña espiral de alambre, pero este tipo de colchones tiende a desgastarse bastante más rápido que otros.

Los colchones de muelles offset tienen una construcción parecida a los colchones de muelles abiertos, pero tienen un cabezal cuadrado, lo que en teoría proporciona al colchón una mejor adaptación al contorno del cuerpo y una mayor durabilidad.

 

Los colchones de muelles ensacados o colchones Marshall disponen de cientos de muelles envueltos individualmente en sacos de tela y separados unos de otros para evitar que rocen entre sí. Tienen una duración bastante mayor y mantienen su forma durante más tiempo.

 

Los colchones de hilo continuo tienen filas de muelles avanzados hechos de un solo alambre que permite compartir la carga del peso a través de varios muelles. Estos son más fuertes y ofrecen un mayor soporte que otros sistemas de muelles.

 

Colchones de látex

 

Los colchones de espuma de látex están ganando popularidad rápidamente porque tienen un núcleo de espuma de látex como sistema de apoyo, en lugar de los muelles tradicionales. Estos colchones son extremadamente resistentes y transpirables, lo que ayuda a reducir la acumulación de calor que va asociada normalmente a los colchones hechos íntegramente de espuma. Gracias a semejante construcción única, pueden responder instantáneamente para proporcionar al cuerpo un confort de alto nivel, mientras mantienen la alineación adecuada de la columna. Además, estos colchones de alta calidad son antimicrobianos, resistentes a los ácaros e hipoalergénicos.

 

Colchones viscoelásticos

 

Los colchones de espuma viscoelástica o espuma de efecto memoria tienen un núcleo de espuma viscoelástica especial como sistema de apoyo. Esto dota a este tipo de colchones de la capacidad para ofrecer tanto comodidad como un adecuado apoyo para la columna porque la espuma actúa como un sistema de apoyo. La espuma con efecto memoria responde a la temperatura corporal ablandándose con el calor, lo que permite al colchón adaptarse al contorno del cuerpo cuando alguien se acuesta sobre él.

 

La espuma viscoelástica ayuda a tener una mayor calidad de descanso porque proporciona un considerable alivio de la presión y eso hace que no se den vueltas en la cama. Debido a sus características, este tipo de colchones es la opción ideal para aquellos que sufren de dolores en la espalda, sobre todo los provocados por un deficiente descanso durante la noche.